Inicio Extremadura UCE Extremadura recuerda que: en invierno, si te desplazas en coche, debes...

UCE Extremadura recuerda que: en invierno, si te desplazas en coche, debes extremar la precaución

38
0
Compartir

Estamos a las puertas de uno de los grandes puentes del año. Además, en las navidades son miles los conductores que se desplazan en su vehículo para visitar a familiares o, simplemente, pasar unos días de vacaciones. En estos casos, y ante la previsión de mal tiempo, es fundamental extremar las precauciones y comprobar que el vehículo y quien lo conduce están en perfectas condiciones. Asegurar un viaje sin problemas es muy sencillo siguiendo estos consejos:

Prepara tu coche para que pase el invierno sin problemas realizando una correcta puesta a punto. Además, asegúrate de que llevas contigo todos los objetos necesarios: junto a lo obligatorio (el chaleco, triángulos, un juego de luces de repuesto y una rueda de emergencia), conviene que lleves una linterna, la batería del teléfono móvil cargada por completo, agua, ropa de abrigo, guantes, una manta, un kit de primeros auxilios y el depósito lleno.

Anticongelante: Es vital para la protección de circuito de refrigeración. Lo mejor es que utilices el que tenga el rango UNE más alto, y que lo cambies cada dos años o cada 40.000 kilómetros.

Neumáticos: Revisa el mantenimiento de los neumáticos, la presión y el dibujo de tus gomas (en invierno no debería ser inferior a 3 mm). Y si, a pesar de sus ventajas, no montas neumáticos de invierno, no te olvides de llevar unas cadenas en el maletero.

Batería: Comprueba que su nivel de carga es el adecuado antes de salir. Revisa los bornes; una vez limpios, y para evitar que se forme sulfato sobre ellos, úntalos con grasa especial.

Si tienes pensado realizar un viaje, antes infórmate sobre el estado de las vías; puedes consultar algunas webs, como la de la DGT o el RACC. 
Si la previsión meteorológica es muy mala, quizá sea mejor anular el viaje o realizarlo en otro momento. Si, a pesar de todo, te ves atrapado por la nieve, recuerda las recomendaciones de Protección Civil:

Permanece dentro del coche.

Mantén el motor del vehículo encendido y la calefacción puesta, y abre de vez en cuando las ventanillas para que se renueve el aire.
No te quedes dormido.
Comprueba que la salida del tubo de escape se mantiene libre para evitar que el humo penetre en el habitáculo.

La conducción en invierno y en malas condiciones meteorológicas debe ser especialmente suave:

Evita el cambio de carriles y los adelantamientos si no son imprescindibles.
Sigue el trazo de las roderas de otros vehículos para reconocer con mayor facilidad el recorrido de la carretera y las maniobras que han realizado otros coches (como, por ejemplo, el trazado de una curva, o para detectar obstáculos en la carretera como piedras).
No frenes, ni des volantazos bruscos para controlar el coche, ya que es lo que puede volverlo indomable. Lo mejor es conducir de forma suave y anticiparte para tener tiempo de reacción.
Si la carretera está helada, aumenta la distancia de seguridad.
En carreteras heladas o cuesta abajo reduce a una marcha menor antes de lo habitual; así podrás reducir de velocidad sin brusquedades.

Uno de los mayores problemas de esta época del año es la visibilidad. En invierno hay menos horas de luz, a lo que se suman fenómenos como la lluvia, la niebla… Por ello, conviene que tengas en cuenta los siguientes consejos:

Antes de arrancar, limpia tu coche de posibles restos nieve, hielo o barro pegados en techo, cristales… Además, límpialo en el túnel de lavado regularmente.
Limpia los faros; la suciedad no deja pasar la luz. Y no te olvides de los traseros o de los mosquitos y otros insectos. Toma nota de este truco para pulir los faros de tu coche con pasta de dientes.
Cambia las lámparas de los faros. Aunque se funda sólo una, sustituye las dos. Ten en cuenta que trabajan de forma simétrica.
Deshiela el parabrisas antes de arrancar. Si es necesario, acciona la luneta térmica.
Evita la humedad: si se mete agua en el coche, los cristales se empañan rápidamente.
Recuerda que con lluvia intensa o nevada, es obligatorio el uso de las luces antiniebla.

El estado del coche es muy importante para conducir con seguridad; pero el del conductor también. Recuerda descansar bien antes de ponerte al volante y, al menos, quince minutos cada 2 horas o 200 kilómetros. Y, por supuesto, olvídate del alcohol y las drogas.

UCE Extremadura recuerda que: en invierno, si te desplazas en coche, debes extremar la precaución
Votar

Dejar una respuesta